El Tiempo

Sokaku Takeda. El ultimo gran Samurai Takeda

domingo, 10 de abril de 2011

De vez en cuando aparecen en la historia personajes singulares, poco reconocidos pero co una vida intensa y apasionante. Son esos personajes casi anónimos en el tiempo que les toco vivir pero que de alguna manera dejan huella en el futuro, casi sin darse cuenta. Uno de esos personajes fué Sokaku Takeda (武田 惣角) que dejo una gran huella en el mundo de las artes marciales.




Sokaku Takeda, cuyo nombre original fué Takeda Sōkaku Minamoto no Muneyoshi , fué el segundo hijo de  Takeda Sokichi y Tomi Kurokochi nacido en 1859 en Aizu y murió en el año 1943 en mitad de la II Guerra Mundial.
Sokaku Takeda pertenecía a la antigua y famosa familia de samurais del clan Takeda ( recordemos que Takeda Shingen fué uno de los más famosos samurais de dicha familia) y se puede considerar que fué su ultimo descendiente como veremos posteriormente. Debido a la epoca en que le tocó vivir, tuvo que dedicar su vida a la transmisión de las artes marciales en concreto el Daito-Ryu Jujutsu que era el arte marcial practicado por su clan durante mas de 900 años.

Su vida podría haber pasado desapercibida pero un hecho ocurrido durante la guerra Boshin influyó para que Sokaku Takeda pasara a la historia como uno de los ultimos verdaderos samurais.
El clan Takeda, al que pertenecia, habia pasado a ser vasallo del clan Matsudaria ( mala epoca era aquella en que el antaño clan Takeda habia pasado a ser vasallo de otro..) y como tal apoyaba al shogun en su lucha contra el emperador Meiji. Este avanzó sobre el castillo Aizuwakamatsu donde se habían acantonado la ultima resistencia al emperador. Todo el clan Takeda se encontraba en el, defendiendo sus dominios ante un ejercito moderno dirigo por el emperador. Un mes aguantaron resistiendo, pero al final el castillo cayó y con el todo el clan Takeda. Sólo Sokaku que en ese momento se encontraba en Tokyo practicando Kenjutsu sobrevivió. De la noche a la mañana ese niño pasó a ser el único superviviente del famoso y antiquisimo clan Takeda. De la noche a la mañana su vida como samurai de alto rango habia desaparecido, se encontraba sólo.
Pero en su interior ya estaba conformada su vida, sabía que era un samurai y de ahi en adelante aun cuando su entorno estaba cambiando el no iba a cambiar lo que llevaba en sus genes.
Habia sido entrenado para ser un samurai, habia aprendido el manejo de la espada, el baston largo, el shuriken, el jo, hankyu y por supuesto la defensa personal característica de su familia: el Daito Ryu.
Úna vez ocurrido el desastre fué llevado a vivir con la familia de su madre, de ahi paso al monasterio Tsutsukowake y en ningun momento para de entrenar y seguir formandose.
Pero como hemos dicho, la vida a su alrededor estaba cambiando a un ritmo rapidisimo. La clase samurai estaba desapareciendo y para más inri se habia establecido un edicto donde se prohibia portar armas. Mientras muchos japoneses de clase acomodada empiezan a vestirse a la moda europea Takeda Sōkaku viste un traje tradicional japonés decorado con las insignias de su familia y bajo el holgado traje lleva sus espadas, un abanico hecho de filosas láminas cortantes con puntas aceradas y un bastón metálico con un extremo afilado y el otro con un pesado pomo de plata.




Las historias contadas por el propio Sōkaku y muchos testigos de la época sobre luchas y combates eran tremendas y numerosas. El hecho de que Takeda nunca rechazaba un duelo y entendiera la costumbre Kirisute Gomen (matar a cualquier persona que actuara en contra de la moral del Bushidō) como una obligación le trajo muchos problemas. Se dice que cuando había cerca de su camino alguna pandilla de bandidos, en vez de alejarse, se desviaba para poner en orden a los maleantes, se sentía responsable, por ser samurái, de proteger a los humildes y débiles.
En una de las ironías que tiene la existencia el último gran samurái de Japón era muy bajito por lo que muchos (obviamente cuando él no estaba presente) lo llamaban “pequeño demonio de Aizu” o “Tengu (demonio de corta estatura y muy mal carácter) de Aizu”, "Aizu no Tengu" en japonés.
Se decía que era uno de las pocas personas de la epoca que manejaba las 18 tecnicas samurais. Esas técnicas son jujutsu (combate sin armas), kenjutsu (esgrima), bōjutsu (pértiga), shuriken (lanzar dardos), kyujutsu (arquería), sōjutsu (lanza), naginata (alabarda), jutte (porra de hierro), kusarigama (hoz y cadena), kibajutsu (equitación)y Nawa (formas de maniatar un oponente) de manera constante en todas las versiones y hensojutsu (técnicas para ocultarse), shinobi (infiltración), Suijutsu (natación), boryaku (estrategia), inton (escape), tenmon (meteorología) y chimon (geografía).
Por pertenecer a la clase samurái, de acuerdo al código Bushido, Sokaku solo podía pelear o enseñar para ganarse la vida. Aunque la época de los samurái había pasado Sokaku hizo ambas, enseñó el Arte del Daito Ryu  y el kenjutsu, técnicas en las cuales era muy experto.

El gobierno no tardó mucho tiempo en darse cuenta de sus acciones, pero para evitar el escándalo se dice que decidieron matarlo discretamente, lo que no era una tarea fácil ya que debido a su ideología , desconfiaba de todo. Nunca salía desarmado, ni le daba la espalda a la muchedumbre; doblaba las esquinas con cuidado; cuando era invitado a algún lugar, primero revisaba los jardines y todos los sitios y entradas ocultas que hubiera, hasta llevaba su propia comida y bebida a las reuniones a las que era invitado o solo comía y bebía luego que otro lo había hecho. Con frecuencia los que lo acechaban eran los que nunca retornaban, mientras las anécdotas sobre la vida de Sokaku Takeda cada vez eran más numerosas.

En aquella epoca, en la que Sokaku no tenia ni dojo permanente para enseñar, reocorria el pais enseñando y uno de sus alumnos fué Morihei Ueshiba ( O'Sensei), enseñandole los recobecos del Daito Ryu e influenciando de manera evidente en el posterior desarrollo del Aikido. También enseñó a Choi Yong Sul quien era su sirviente durante 30 años y que posteriormente desarrolló el arte marcial Coreano conocido como Hapkido como una evolucion del Daito con toques koreanos y chinos. Se dice que enseño a mas de 30000 personas en su camino recorriendo el pais y asi pasó sus ultimos años de vida, sin dejar de comportarse y sentirse un samurai aun cuando su pais habia cambiado por completo.




Finalmente Sokaku Takeda murió a la edad de 83 años en 1943, se dice que asqueado por la inminente derrota de su amado pais en la II Guerra Mundial

Sin lugar a dudas fué un personaje peculiar que tuvo la mala fortuna de nacer en la epoca equivocada, pero que sin saberlo dejó una huella imborrable en la evolucion de las artes marciales japonesas del siglo XX.





Ojo con el ultimo minuto del video que no tiene desperdicio...eso es sufrir